DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

“El rock es mi eje, me atraviesa y me hace ser”

La mirada de quien trabaja con y para el rock desde Mega 90.1 Mar del Plata. “Nunca tuve problemas en el ambiente, nadie me ninguneó”, confiesa Jimena Salas mientras sostiene que “estaría bueno que las bandas se aboquen a las temáticas actuales”.

Compartir




Por: Maxi Ibáñez

Foto: Mara Sosti

El rock es mi eje, me atraviesa y me hace ser. Me lo impuse yo, no me lo impusieron mis viejos ni la sociedad. Sí… es mi eje, me gusta utilizar esa palabra”, suelta apenas unos segundos antes de terminar de conversar, una tarde de domingo cualquiera, con 4MROCK. Desde su oficina de Radio Mega Mar del Plata (FM 90.1), rodeada de libros, revistas, discos, afiches y a cargo de la ronda de mates que la acompañó durante toda la charla.

La que lo afirma es Jimena Salas, una de los responsables de la emisora marplatense – se define como encargada de administración y funcionamiento de lo que no es aire ni contenido de la emisora, aunque actualmente está a cargo de los programas nuevos –. En 2004 se instaló en Mar del Plata y desde acá defiende sus ideales y levanta la bandera del rock marplatense.

Adopté al rock como mi estilo de vida, un eje que me ordena mis principios… tiene una carga social tan importante que lo llevo como estandarte”, dice Jimena (35) y sigue: “Es importante que el rock tenga un mensaje para dar, estaría bueno que las bandas se aboquen a las temáticas actuales. Yo creo que las bandas de rock que le cantan al amor, van a lo fácil. Tienen un poco de contenido social, porque no lo pueden descuidar, pero… hay que decirle al mundo que las cosas están mal. No solo con el trato hacia las mujeres, sino la política en sí”.

Jimena Salas

Mientras Jimena transita la recta final de la carrera Psicología, confiesa que la radio le dio muchos amigos, además de la posibilidad de ver a cientos de bandas y luego darle la oportunidad de darles aire en Radio Mega para que puedan expresar públicamente su arte. “No sé cuánto le sumará a los músicos, pero poder ayudar a difundir lo que hacen, para mí es muy valioso”, suelta.

-¿Cómo nació tu relación con el rock?

-De muy chica, por parte de mi viejo. Que si bien escuchaba folklore, me insertó la costumbre de escuchar la radio y esperar a que sonara esa canción que tanto deseabas grabar con el cassette. Tengo recuerdos de, a mis 12 años, mirar los canales de música y anotarme las canciones que me gustaban. Pero en la adolescencia tuve la suerte de que una compañera del colegio me hizo escuchar “The Black Album” de Metállica, “Kum Kum” de Fun People y “Freedom” de Rage Against the Machine. Me explotó la cabeza. Ya a mis 18 años, mi hermano se metió en el palo del punk, empecé a escuchar rock bastante pesado y después, a través de amigos, comencé a incursionar en el palo del hardcore, punk melódico… cuando vivía en Buenos Aires, como a mis 18 años, fui testigo de una escena entre Smitten, Shaila, etcétera.

-¿Cómo fueron tus primeros años en Mar del Plata?

-Cuando llegué acá, en el 2004, no tenía amigos más que mis primos. Entonces empecé a ir a ver bandas. Empecé a contactarme con músicos… una de las primeras bandas que fui a ver fue La Valentina, porque leí en el diario “Jazz Jamaiquino”… la música instrumental me gusta mucho, porque aparte toqué un poco la guitarra, el saxo… también fui a ver Mal de Parkinson, La Willington

Jimena hace un parate, toma mate y recuerda que a sus 20 y pico de años – siendo ella muy “curiosa”, tal cal se define – empezó a investigar de dónde venía la música que escuchaba. “Leí la historia del reggae: cómo esta música tan placentera y tranquila tiene un mensaje tan potente de protesta y sale de una isla muy chiquita. También me informé del surgimiento del punk, por ejemplo”.

Jimena Salas

GÉNERO Y PREJUICIOS

En el Día Internacional de la Mujer, mientras miles de personas coparon las calles del país para defender sus derechos y gritar #NiUnaMenos, Jimena recordó que “nunca tuve problemas en el ambiente, nadie me ninguneó porque creo que soy buena argumentando. Y como leí, porque me gusta, porque me he enroscado en investigar, entiendo que puedo llevar adelante cualquier tipo de discusión sobre bandas. Y todo lo que tiene que ver con el contexto social”.

Nunca tuve un problema de violencia de género en un recital de rock como sí lo pude haber tenido en un boliche común. Nunca me apoyaron o me tocaron. Mirá que estuve en River mirando a Ozzy con 50 mil personas a mi alrededor o a un par de antros, allá en Buenos Aires o acá en Mar del Plata… entonces, creo que hay algún tipo de prejuicio con el rockero, porque lo ves con tachas, barba, pelo largo…”, dice.

Jimena Salas

Jimena – que durante cinco meses hizo aire, en un programa que se llamaba Ratas Calientes, con Javi Pousada y Gonza Suárez – no duda al afirmar que “en Mar del Plata hay unas bandas increíbles”, pero a la vez lamenta que “son muy pocos los que se dan cuenta”.

Me da cosa que la gente no se acerque a los productos maravillosos que tenemos acá… es más, cada año cambio mi top five de bandas marplatenses. Y cada vez hay cosas mejores”, expresa mientras ceba el último mate. El tiempo pasa, pero ella sigue transitando el mismo camino que hace 13 años: “Mi salida de los fines de semana no ha cambiado, es siempre la misma: Casa Rock, Liverpool, Mingus y Vinoteca. Y así lo seguirá siendo”.