DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Las damas de nuestro rock

Hoy 4MROCK propone un recorrido por la historia del rock argentino recordando a algunas de esas damas que pisaron fuerte la distorsión y formaron parte del circuito desde el comienzo.

Compartir




Por: Leandro Llona

Gentileza ilustraciones Villy Villian

El rock nacional cuenta con una larga lista de mujeres en su formación desde el principio. Mujeres que, en medio de un género acostumbrado a la impronta masculina, supieron ganar su espacio y teñir con su estilo los pentagramas de la música popular argentina.

Mirtha Defilpo fue una de las primeras en pisar firme en la ola del rock nacional de los setentas. Grabó un disco en 1976 llamado “Canción para perdedores”, acompañó a Litto Nebbia como letrista en el disco “Melopea” y en varias de las composiciones que el líder de Los Gatos grabó durante esa década.

Dia de la Mujer - Villy

La cantante Fabiana Cantilo es otra de las damas que engalanaron (y engalanan) el estilo en Argentina. Empezó a estudiar guitarra a los 8 años y llegó a vender más de seis millones de discos a lo largo de una carrera llena de bandas y nombres populares. Integró Los Twist con Pipo Cipolatti y grabó las voces del primer disco solista de Charly. Además cantó junto a Andrés Calamaro, Fito Páez, Spinetta, Soda Stereo, Attaque 77, Serú Girán, entre otros. Desde su primera aparición en escena su carrera no se detuvo nunca, y se mantuvo vigente desde el principio hasta hoy.

Claudia Puyó es conocida como la voz femenina del blues. Se especializó en el género e hizo coros para Pedro y Pablo, Lerner, David Lebón, Patricia Sosa, Los Tipitos, Mercedes Sosa y Los Redondos.

Divididos interpretando “With a Little help from my friends” junto a Fabiana Cantilo, Claudia Puyó e Isabel de Sebastián

En 1987, en épocas donde sonaban Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Sumo y Soda Stereo, Celeste Carballo, Sandra Mihanovich y Ludovica Squirru armaron un espectáculo llamado “Sandra, Celeste y yo”, fue un éxito de taquilla y es recordada por quienes recorrieron la escena rockera de los 80 como la única tríada femenina de la época.

Carballo, además, tocó con Lebón, Pappo, Baglietto, Nito Mestre y Charly García haciendo coros y duetos vocales memorables. Monstruos masculinos del rock argentino compartieron escenario con ella, destacando siempre su potencia y registro vocal.

En su camino solista, Sandra Mihanovich supo posicionarse como una de las voces más fuertes, afinadas y versátiles, interpretando baladas y composiciones de rock, jazz y blues. Además del tridente que formó con Carballo y Squirru, Sandra fue una de las más fieles acompañantes de Alejandro Lerner durante su carrera en nuestro país.

Gabriela Epumar fue una de las guitarristas que acompañó a Charly García en sus formaciones como solista. Fundó su propia banda con el nombre de A1, compuso temas que suenan en el tintero argento y tocó por igual bajo y batería. Falleció a los 39 años por un paro cardiorrespiratorio, habiendo formado parte de las bandas Rouge, Viudas e Hijos, Las Chicas y Maleta de Loca.

“Despiertate nena”, cover de Luis Alberto Spinetta

La cantautora correntina Hilda Lizarazu, rockera y fotógrafa, formó parte de Sueter, Los Twist y Man Ray, para luego convertirse en solista y tener participaciones corales en conciertos de Santaolalla, Lito Vitale, León Gieco, Celeste Carballo y Charly García.

Gabriela Martínez, también conocida como “La dama del bajo”, es una pieza fundamental de Las Pelotas, llevando el pulso de los cimientos de la canción junto al baterista Gustavo Jove.

En 2007 apareció Eruca Sativa en la escena nacional para poner pie firme, una vez más, a la presencia femenina dentro del rock argentino. La banda formada por Lula Bertoldi, Brenda Martin y Gabriel Pedernera tuvo su espacio en varios de los festivales más importantes del país, incluyendo el Cosquín Rock, y se estableció como el power trío femenino más poderoso de su época.

El día de la Mujer - Villy

Por más que el recorrido propuesto en esta edición especial del Día de la Mujer sea acotado y resulte imposible mencionar a todas las damas que forman el ADN nuestro rock, es cierto que su presencia en los escenarios ha revolucionado los amplificadores desde el principio.

Desde Mirtha Defilpo hasta Erica García, pasando por Daniela Herrero, Claudia Puyó y tantas otras, la música popular argentina está llena de guerreras de la voz y la distorsión, que engalanan el circuito y dan pinceladas femeninas a la revolución rocanrolera criolla de los últimos cincuenta años.