ENTREVISTA

“No hay límites temporales ni compositivos en Cábula”

Cábula recibió a 4MROCK para charlar sobre su actualidad, su laburo de composición y la grabación de su segundo disco. En medio de cambios en su formación, la banda marplatense no baja los brazos y redobla la apuesta.

Compartir




Por: Leo Llona

Foto: Mara Sosti

Cábula es una banda de rock con complementos y pinceladas de estilos, sonidos e instrumentos variados. Fusionan con libertad lo que las canciones y su espíritu aventurero les piden, y nuclean influencias de cada uno dentro de una línea compositiva original y definida.

Su búsqueda eterna los lleva a componer y grabar canciones que vale la pena escuchar y reescuchar. Su originalidad y transformación hace que cada tema tenga identidad propia y un timbre de voz tan diferenciable como los instrumentos y las personas que lo ejecutan.

Cábula es,  a la vez, un término que viene de nuestro lunfardo argentino. Tiene que ver con las cábalas, la suerte, lo oculto y lo azaroso. “Nos parecía muy atractivo ir por ese lado porque en la música, y sobre todo cuando empezamos, buscábamos un poco eso”, explica Nahuel, violero de la banda. “Cosas escondidas que no salen tanto a la luz”, siguió.

Pero, sobre todo, una banda que no baja los brazos. Hace unos días – después de la entrevista con 4MROCK Pablo (baterista de la primera hora) dio un paso al costado. Antes, se había sumado Juanchi Marquez en guitarra acústica. “Aprendí que nada es estático y todo va cambiando. La música me enseñó a vivir de otra forma. A dejar que la música sea, que nos diga para dónde ir y no forzar las cosas, no forzar la composición, el disco, el show, todo”, nos dijo el batero durante el encuentro.

“Nuestras canciones hablan de
cosas que no se suelen decir”.
(Nahuel Porro)

Nota Cabula 4

Las letras de la banda cuentan historias y pensamientos de todos los días con palabras, que a simple vista pueden parecer disfrazadas, pero transmiten mensajes potentes de forma hipodérmica y se abocan al contenido más puro y diario. “Nuestras canciones hablan de cosas que no se suelen decir. Procesiones que cada uno lleva adentro y que las suelta, pero no de forma directa. Es una cuestión de hablar de las cosas de una forma indirecta o metafórica”, reflexionó Nahuel.

-¿Cómo manejan la composición? 

-Nahuel: Tratamos de que vayan para el lado que tienen que ir, que todo fluya. Venimos un poco de la escuela de ir agregando cosas, cambiando, no es que de repente el tema es una cosa estética y esa es la canción y ya está. Cuando arrancamos este proyecto lo empezamos desde otro lado, mucho más complejo. Es lindo escuchar cómo va cambiando una canción en base a la idea inicial, y ver que después uno finalmente se siente cómodo con lo que está tocando. La síntesis es necesaria, si de repente en una canción vemos que hay riffs como para hacer ocho, bueno, hay que sintetizar, sino después uno la escucha y no sabe con qué quedarse. Por eso el proceso madurativo de los temas también es necesario y va un poco por ese lado.

“Nos gusta mucho improvisar,
zapamos un montón en los ensayos”.
(Doris Nielsen)

-Pablo: Buscamos tener la mayor variedad de metodologías posibles, no cerrarnos en una. Hay ideas que han salido de improvisación y quedaron buenísimas, otras salieron de algo mucho más pautado, mucho más penado. Hay cosas que salen más naturales y que por ahí nacen de la improvisación pero después tienen todo un trabajo arduo de varias etapas hasta encontrarle la vuelta y llegar al punto final. Cada tema tiene su forma de salir, los que salen de la zapada nunca van a ser pensados desde el inicio, pero después se les van sumando o sacando cosas según la canción pida.

-Doris: Nos gusta mucho improvisar, zapamos un montón en los ensayos. Hay cosas que salen muy ricas desde las zapadas y después vamos siguiendo ese camino que surgió como espontáneo pero ya poniéndole una cuota de trabajo más pensado y elaborado. A veces nos juntamos a trabajar una idea y le vamos buscando la forma para que quede bien y suene como nos gusta. Ahora por ejemplo surgió una idea que, si bien todavía está en pañales porque le falta la mayoría del os instrumentos, la estructura general y la melodía de la canción están, entonces ya empezamos a trabajar sobre eso y le vamos buscando la forma.

Nota Cabula 2

Para los próximos meses los chicos de Cábula están planificando una gira que los llevará a presentarse en diferentes escenarios y ciudades de la provincia. Necochea, La Plata, Buenos Aires, Junin, Miramar y Balcarce son algunos de los destinos que los esperan para lo que resta de este 2017.

El trabajo de componer y grabar en casa los lleva a ir puliendo canciones y buscando siempre el sonido que más les guste y les cierre para los temas. El primer LP “Lejos del Día” es un fiel reflejo. Ahora, hace un tiempo, empezaron con lo que será la grabación de su segundo disco: “La idea era hacer un EP. Esa idea mutó un poco porque empezar a grabar nos sirvió para darnos cuenta que había cosas que no nos gustaban de los temas, así que empezamos a grabarlos de vuelta”, explicó Nahuel sentado en el útero de donde nacen las canciones de la banda.

“Estamos en un momento
en el cual componemos mucho”.
(Nahuel Porro)

“Para cuando eso pase ya vamos a tener más canciones terminadas, así que no sabemos si va a dar para un EP o si ya va a empezar a tener forma de disco. Estamos en un momento en el cual componemos mucho, así que queremos agregar la mayor cantidad de canciones que se puedan. Las iremos sacando de a poco, subiendo a Internet o haciendo videos en la sala”.

Una banda -y todo proyecto autogestionado- tiene la particularidad de que quien lo encara tiene que encargarse de todas las variables y estar atento a que no se escape nada para que salga lo mejor posible. La grabación de un disco de una banda independiente no escapa a esta realidad. “Tenemos que ocuparnos de muchas cuestiones además del disco en sí”, cuenta Doris. “Un disco lleva todo un paquete de cosas a las que hay que prestarle atención y hacerlas en serio: tapa, gráficas, redes sociales, publicidad, remeras, de todo”, agrega.

-¿La parte de gráfica y diseño también la hacen ustedes?

-Nahuel: Sí, en la parte de gráfica nos la podemos rebuscar nosotros. Hay un detalle, al querer profesionalizarnos, cada cosa visual que hacemos es importante porque muestra nuestra identidad. Entonces, si vamos a hacer un pin lo pensamos bien y tratamos de que quede como a nosotros nos gusta. Si bien es algo pequeño, dice mucho de lo que somos y lo que queremos mostrar o decir. Hasta hace muy poco nos encargábamos también de conseguir fechas, ahora por suerte pudimos delegar eso y la verdad que está buenísimo. Hay que aceptar que hay cosas que no las hacemos bien, con la gráfica la piloteamos un montón, la parte musical y grabación también, pero lo ideal sería poder concentrarse únicamente en componer, ensayar y tocar, pero un proyecto así lleva que uno tenga que ir a pelear hasta porque no te dieron una pizza en el bar al que fuiste a tocar (risas). Ahora por suerte esa parte la pudimos delegar y nos alivia un montón.

“No hay límites temporales
ni compositivos en Cábula”.
(Damián Dornaletche)
 

-¿Tienen alguna fecha estimada para el disco o lo van laburando sin apuros?

-Doris: No tenemos una fecha de lanzamiento ni nada por el estilo. Eso es porque van surgiendo temas y cuestiones y lo que pensábamos que iba a ser un EP ahora está empezando a oler a disco. Hay melodías que tenemos que terminar, y como grabamos en nuestra casa tampoco tenemos el apuro del estudio que se te pasa la hora y eso, así que lo vamos haciendo tranquilos y trabajando bien cada canción.

-Damián: Grabar nosotros mismos nos permite que no haya límites. No hay límite temporales ni compositivos en Cábula. En mi caso particular, la primera vez que grabamos me agarró completamente de improvisto y salió bien. Nunca había grabado, estaba mirando un partido de fútbol por televisión con unos amigos y me llegó un mensaje de Nahuel diciendo que venga que estaba todo listo para grabar. Soy una persona un poco estructurada y cuando me sacan de lo que tengo planeado me siento incómodo. Ese día no sé qué pasó, pero todo fluyó y quedó bárbaro (risas).

Integrantes

  • Damián Dornaletche - voz
  • Facundo Nahuel Porro - guitarra
  • Doris Nielsen - bajo
  • Juanchi Marquez - guitarra acústica

Próxima Fecha


Enlaces