CHAU PEKÍN

“Nuestro distintivo tiene que ver con ser políticamente incorrectos”

Diego Litmanovich – cantante de Chau Pekín – se refirió a la actualidad de la banda, lo que les dejó el disco “Algo está por salir mal” y el recuerdo de Mar de Plata, donde vivió más de 10 años.

Compartir




Por: Maxi Ibáñez

Dos años después de su última vez en Mar del Plata, Chau Pekín regresará este viernes a la ciudad. Con la excusa perfecta de presentar “Algo está por salir mal”, regalar lo mejor de su repertorio y la garantía de un “clima festivo capaz de hacer mover al que sea”. Una banda que respira ska, reggae, cumbia, rock y punk.

En vísperas del show en Casa Rock (Córdoba 2580), Diego Litmanovich habló con 4MROCK. “Chau Pekín es un aprendizaje constante. Sacrificio, compromiso y emoción. De lo que pasó, no me acuerdo todo, y por delante, nunca sabés qué hay. Cambió el modo de trabajar las canciones, el audio, el circuito y el mercado. Nosotros siempre tratamos de adaptarnos, pero al mismo tiempo ir con la nuestra, para ver si el sistema se adapta un poco a nosotros también”, afirmó en el comienzo de la conversación.

Foto Chau Pekin

Diego vivió más de 10 años en Mar del Plata y fue motivo suficiente para componerle la canción “La Feli” en el disco “Las horas no pasan lentas”.  “Crecí ahí. Por decante y naturalmente, fue inevitable no poner el ojo en ella”,  resumió ante 4MROCK.

-¿Qué tiene de especial Mar del Plata en sus vidas musicales?

-En lo particular fue ahí donde aprendí a tocar un instrumento. Gracias a mis amigos de ese entonces, con muchos aún hoy seguimos siéndolos, descubrí los primeros acordes, las guitarreadas en las plazas, los primeros discos, el canje, la compraventa, los primeros recitales, la primera vez que me subí a un escenario.  Fue un punto geográfico de partida para mí. Ni más ni menos.

“La autenticidad se basa en hacer lo

que uno quiere sin perseguir un modelo”.

-¿Qué los inspira a componer música?

-El dolor, la angustia y el aburrimiento.

-¿Cómo definís el disco “Algo está por salir mal”?

-Fue una experiencia única, una producción independiente que grabamos de manera ambulante. Conocimos mucha gente, paseamos por varios estudios y grabamos de noche al aire libre a orillas de un arroyo. Compartimos cantidad de momentos. También se hizo un poco cuesta arriba porque sufrimos el alejamiento de algunos miembros incluso antes de terminar de grabar. Perdimos sesiones de audio, malgastamos dinero y energía por no saber bien qué queríamos. Finalmente el resultado es la conjunción de esas experiencias. Un disco irrepetible, compuesto y grabado de forma exclusiva.

“Acá se escucha rock, punk,

metal, tango, cumbia y bolero”.

-Ustedes mezclan estilos como Ska, Reggae, Cumbia, Rock y Punk. ¿La amplitud de géneros es lo que hace distinto a Chau Pekín?

-No, para nada. Creo que nuestro distintivo en todo caso tiene que ver con ser políticamente incorrectos. La autenticidad se basa en eso, en hacer lo que uno quiere sin perseguir un modelo. Si bien desde un principio la idea era formar una banda numerosa, que no se ate a un género en particular, tampoco pensamos en ser un conjunto de popurrí. Simplemente darnos la libertad de hacer canciones a nuestra manera. Acá se escucha rock, punk, metal, tango, cumbia y bolero. Así y todo, cada canción que tenemos en el repertorio tiene su motivo. Existen muchas otras que más allá del género, nunca entraron en la lista.