JULIETTA MÓNSON

“Siempre hubo un montón de chicas que nos animamos y sentimos ese llamado del rock”

Cantante, guitarrista y fundadora de Ubika. Mano a mano con una de las mujeres que forman parte de la escena rocanrolera de Mar del Plata y Buenos Aires. “Gracias a que nos vamos empoderando y contagiando ahora somos muchas las mujeres que buscamos ir al frente”, sostuvo.

Compartir




Por: Leandro Llona

Fotos gentileza Julietta Monsón

Julietta Mónson vive en Buenos Aires desde hace ya varios años, y es una de esas cantantes y violeras que transitan con fuerza y soltura tanto el rock como otros géneros y estilos dentro del circuito de la música popular argentina.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, charló con 4MROCK sobre sus inicios en la música, la presencia femenina en el rock y la importancia de esta fecha para la igualdad entre los géneros y la lucha contra la violencia.

Fundó Ubika en Mar del Plata en 1997 y la radicó en Buenos Aires desde 2001, con la fuerza y la sensibilidad que la caracteriza. Es una banda de rock potente con influencias variadas como Sonic Youth, Pixies, Smashing Pumpkins, Dover, pasando por Buzzcocks, The Undertones, The Cure, Siouxsie and The Banshees y The Beatles, eclecticismo de cual se desprende un estilo único.

Julieta Monsón

-¿En qué momento está Ubika en la actualidad?

-Cumple 20 años, aunque no sé si lo vamos a festejar, tenemos que ver si armamos algo para celebrar las dos décadas de la banda o no. Hay ideas para eso, pero está en el tintero todavía.

El 2017 encuentra a Julietta estudiando música, dando clases y encarando nuevos proyectos musicales. “Mis planes para este año son seguir desarrollando estudios desde la música, que es algo que me interesa mucho, sobre todo con respecto a la guitarra y el canto”, comentó.

“Además estoy tocando con Ciertos Rayos, un trío indie acústico con guitarras, voz y percusión. Somos tres chicas y tenemos para presentar un EP. El año pasado sacamos uno que se llama ‘Bramido’, tenemos pensado sacar otro y algunos videos”.

-¿Estás trabajando en otros proyectos?

Vengo armando un espectáculo musical para niños, trabajo hace varios años transmitiendo la música a los más chicos y es un lugar que me interesa mucho. También estuve desarrollándome en un grupo de mujeres que hacemos música latinoamericana, que se llama Mamachas.

Julietta mantiene su mira en las válvulas y está siempre preparada para subirse al escenario y apretar fuerte la distorsión: “me vengo juntando con algunas personas con las que compartimos esa pasión, tengo muchas ganas de tocar rock.”.

Ubika-Como cantante, guitarrista y espectadora, ¿cuáles son tus gustos e influencias?

-Mis gustos han variado con el tiempo, pero hay cosas que me encantan desde siempre, que son parte fundacional de mi ser y de mi música. El rock nacional de los setenta, por ejemplo. Spinetta y sus bandas, Manal, Riff, los primeros discos de Los Gatos y Los Redondos. También tengo mi lado punk, mi lado heavy metal, mi lado noventoso con The Cure a full, mi lado jazzero y de música clásica. Tanto a nivel nacional como internacional escucho de todo. Los noventa me generan un afecto especial porque marcaron mucho mi crecimiento y mi descubrimiento con la música, Nirvana, Pixies, todas esas bandas formaron mi sonido rockero. Ahora también me estoy abriendo a la música latinoamericana, estoy conociendo de a poco.

¿Y qué es lo que más te llama la atención del rock argentino?

-Me interesa mucho la poesía, la forma de decir las cosas, la riqueza en la palabra y en el mensaje dicho en nuestro idioma, en nuestra lengua materna. Me parece que hay bandas que tienen realmente un trabajo lírico para respetar. Hay muchos autores que me gustan.

Desde muy chica su vida estuvo rodeada de música y tuvo contacto con pentagramas desde lo académico y lo intuitivo. Empezó piano cuando tenía alrededor de 10 años y desde ahí no paró de aprender y cultivar sus conocimientos musicales, estudiando, investigando, tocando y aprendiendo por su cuenta.

“La música fue una salvación
para mi adolescencia”.

“Mi acercamiento a la música fue desde pequeña. En mi casa se escuchaba mucha música y a los nueve o diez años me mandaron a piano”, recuerda, “no fue una gran experiencia a nivel académico así que dejé e intenté de nuevo a los 15. Recién a los 17 descubrí la guitarra y como ya venía apasionada con el rock empecé a hacer mis primeras canciones y a tomar clases de manera más seria. Ahora estoy estudiando de manera formal porque me interesa desarrollarme más, pero la música fue una salvación para mi adolescencia, ya que no sabía dónde poner un montón de sensaciones”.

Julietta Monsón

-¿Qué significa el Día de la Mujer para vos?

-Creo que es una fecha que ahora tiene más visibilidad e importancia que hace algunos años. Antes te decían “Feliz día de la mujer” como te podían decir “Feliz día del taxista” o cualquier otra cosa. Ahora con toda la visibilidad se empieza a tomar conciencia de que hay cosas que realmente le pasan a las mujeres y que antes tal vez se ignoraban o se pasaban por alto. A las mujeres les pasan ciertas cosas que a los hombres no, y siguen existiendo disparidades y desigualdades que poco a poco se van hablando y tratando de solucionar. Creo que igual hay personas que a esto no lo entienden, que siguen teniendo una cabeza muy machista y gracias a que nos vamos empoderando y contagiando ahora somos muchas mujeres que buscamos ir al frente.

En los últimos años, las marchas contra la violencia de género ganaron cada vez más adeptos de todas las edades. Hombres y mujeres marchan en pos de la igualdad, alzando la voz de “Ni una menos” con banderas de esperanza y de lucha. “El tema de la violencia es algo que desde hace muchos años viene sucediendo. Ahora por suerte se está visibilizando más y cada vez somos más los que luchamos. Este tipo de fechas ayudan a muchas mujeres a poder salir del lugar de víctimas, a poder hablar y ejercer el derecho de igualdad sobre cuestiones que tienen que ver tanto con lo social como con lo laboral. Se dan a conocer situaciones que siempre estuvieron, problemáticas que existen prácticamente desde siempre, pero que de algún modo se hacían naturalizado o no se les daba tanta bola”, comentó.

“Somos muchas las mujeres
que buscamos ir al frente”.

Julietta Monsón

 “Yo voy marchar apoyando esta causa. Sin violencia, sino juntándome con otras mujeres para estar juntas y seguir adelante. Aprendo un montón de compartir e intercambiar con las demás. Hoy en día se visibilizan cosas que siempre estuvieron pero eran tan moneda corriente que se las tomaba como algo normal. Por suerte ese es un paradigma que se va rompiendo”, reflexionó.

Desde los inicios el rock nacional tuvo mujeres que cantaron y tocaron codo a codo con los hombres, trazando juntos la huella de la música popular argentina que conocemos hoy. En las últimas cinco décadas hay una larga lista de damas que pusieron su cuota para hacer crecer un estilo musical que existe desde Los Gatos a esta parte. “Siempre hubo un montón de chicas que nos animamos y sentimos ese llamado del rock, quizás con una actitud de ir al frente”, comentó la cantante y guitarrista que fundadora de Ubika.

“Yo nunca sentí por parte de mis compañeros de banda alguna diferencia, siempre éramos personas tocando, creando y gestionando. Creo que hay muchísimos varones que son espiritualmente hermosos, tienen una cabeza abierta y nunca marcan una diferencia. Me gusta escuchar, ver y tocar con mujeres, tengo un montón de amigas músicas y estamos haciendo cosas juntas”.


Enlaces