COBERTURA

2 Minutos y una fiesta punk en Mar del Plata

Casa Rock se vistió de negro y se colgó sus mejores tachas para dar lugar a una verdadera fiesta punk que tuvo como postre el show de una de las bandas con más trayectoria dentro de la movida del género en Argentina.

Compartir




Por: Leandro Llona
Fotos: Laura Cófreces (Casa Rock).

La banda de Valentín Alsina llegó una vez más a Mar del Plata para desplegar su arsenal punk ante un público que lo esperó agitando desde temprano. Perversión, La Masturbanda y Nuevas Mentes Claras fueron los encargados se empezar a poner a tono la noche con su repertorio de acordes quintos y distorsión.

Alrededor de las 22 sonó el primer acople de la noche, dando pie a que los presentes -que iban cayendo de a poco y ubicándose en sus lugares- empezaran con el agite. Las bandas fueron pasando una a una por el escenario, cada una con su estilo e impronta, convirtiendo al lugar en una verdadera fiesta punk.

“Y en un papel yo dibujaré 
todo lo que siento por vos”.

(Como caramelo de limón)

Pasaban las dos de la mañana cuando Mosca, Blinsky y compañía salieron a patear cabezas. Los seguidores de siempre ya estaban a tono y las luces de Casa Rock se pusieron azules y violetas. Una viola empezó a sonar al palo y un rulo de batería le dio pie al resto de la banda. El plato principal del banquete punk estaba servido.

Los shows de 2 Minutos son siempre una fiesta, se caracterizan por tener tanta potencia como alegría y eso puede verse en la cara de todos. El público transpira, salta, poguea y se ríe, todo sin escala y en una misma estrofa. Esta vez no fue la excepción, de comienzo a fin la gente estuvo envuelta en una verdadera celebración del punk rock argento.

“Tanto amor puede
lastimarte, nena”.

(Aeropuerto)

Desde “Valentín Alsina” hasta “Valentín Alzheimer”, la lista de 2 Minutos en Mar del Plata estuvo cargada de clásicos y canciones de todas sus épocas. La banda está en un gran momento, en donde suenan potentes, afilados y precisos.

El ida y vuelta verbal entre Mosca y Blinsky está siempre presente, ambos hacen chistes entre ellos y participan al público haciendo preguntas o poniéndoles el micrófono en la boca para que canten alguna frase de la canción. 2 Minutos es la banda de todos, en el escenario están ellos, pero quienes están abajo también son parte del show.

“Sabe muy bien que una bala
en la noche, en la calle, espera por él”.

(Ya no sos igual)

Como ya es costumbre, músicos y amigos subieron a interpretar canciones y compartir el escenario. Y también lo hizo el público: varios de los que llegaban adelante haciendo mosh por encima de la gente terminaban junto a la banda, dándoles un abrazo, saludándolos o agitando alguna frase desde los micrófonos.

2 Minutos lleva más de 30 años recorriendo la escena del rock argentina, siempre se manejó por la vereda del punk más puro, festivo y ortodoxo. Es una banda alegre y potente que levanta bien alto la bandera del género en cada rincón del país y patea los dientes del sistema desde abajo, como lo hacen los verdaderos músicos contestatarios.


Enlaces