ENTREVISTA

Circo Freak: la banda que rompe todos los moldes

El power dúo marplatense sale a la caza de nuevos desafíos mientras las canciones que formarán parte de su segundo disco siguen tomando forma. “Nuestro mensaje es de revolución y político, pero no es partidario”, reflexionó Javo.

Compartir




Por: Maxi Ibáñez

Fotos: Nana Cascardo.

El 2018 asoma como otro gran año en la corta vida de Circo Freak, el power dúo marplatense que en apenas dos años y monedas ya cuenta con su primer material de estudio y va camino al segundo. Con un sonido propio, caracterizado por la guitarra con injertos que se cuelga Javo – a la vez cantante – y el tiempo marcado por la batería de Santiago Petrucco, la banda va en busca de nuevos desafíos.

Pinamar, Mar del Plata y Baradero serán las ciudades que tendrán la oportunidad de ver en acción durante enero a esta particular propuesta que, sin bajista, cuenta con otros dos protagonistas que no se cuelgan ningún instrumento: el Payaso Malaleche y el Mimo. El sábado 3 de febrero, Circo Freak abrirá la noche de Carajo en Abbey Road (Juan B. Justo 620).

-¿Cuál será la postura de Circo Freak en este año?

-Para este 2018 decidimos darle otra vuelta de rosca a nuestra puesta en vivo. Queremos que los #freakshows de este año sean más zarpados e inexplicables que los del 2017 y nos sigan abriendo puertas para mostrar lo que hacemos. La gente que venga el viernes debe saber que va a disfrutar de un espectáculo intenso donde vamos a tocar todo Planeta Terror y el “Meteorito” que le pone fin para dar lugar al próximo disco. Va a ser muy divertido ver a Malaleche y al Mimo peleando por la atención con sus nuevos secuaces. Vamos a contar nuevamente con la presencia de La Cebra Raúl (malabarista del Circo la Audacia) y compartiremos escenario con músicos invitados de un nivel y amor por la música increíbles. Todo esto apoyado en una puesta visual por demás enroscada en la que están laburando artistas de otras disciplinas, como Nana Cascardo (directora de nuestros dos videoclips), Emir Julián (diseñador de Planeta Terror y todas nuestras gráficas ) y Carla Bergonzi (coreógrafa del videoclip de ¡Decime, decime!).

“Nuestro mensaje es de revolución

y político, pero no es partidario”.

-Estas fechas se suman al Punto de Encuentro de Rock en Baradero. Presentarse en ese contexto, ¿qué les genera? ¿Es un objetivo poder presentarse en festivales de ese calibre?

La participación en el Punto de Encuentro de Rock en Baradero es una oportunidad importantísima para mostrarnos en un escenario enorme dentro del marco de un festival reconocido y es un gran paso para acercarnos al escenario principal. También deseamos llegar a un festival como el Cosquín Rock y sostenemos que trabajando como venimos haciendo nos va a llevar a ese y muchos otros escenarios. Todo a su tiempo. Estamos contentos de cada paso que vamos dando como banda.

“VAMOS EN BUSCA DE UN NUEVO PLANETA”

La base musical de Circo Freak transita los caminos del rock, el stoner y el grunge combinándolos con líricas que por momentos integran el hip hop para dar forma a canciones viscerales que se enredan con las ocurrencias del Payaso Malaleche, un personaje que ronda los escenarios junto a su fiel sirviente El Mimo, durante cada show de la banda.

-A unos meses de la salida de Meteorito, ¿qué pueden decir de esta canción que anticipa al segundo disco de la banda?

Meteorito fue muy bien recibido. Todo lo contrario a cómo sería recibido un meteorito (risas). Aún no sabemos si será parte del segundo disco. Por ahora es esa bisagra entre uno y otro. Es el final de Planeta Terror y lo que viene es un misterio.

“Nuestro mensaje es poético

 sin dejar de ser claro”.

-¿Las otras nuevas canciones tienen punto en común con ese sonido, esa letra o jugás un poco con todo?

-Las nuevas canciones tienen como punto en común la forma en que decimos las cosas: nuestro mensaje es poético sin dejar de ser claro. Como a ustedes, a nosotros también nos gusta contar historias y lo hacemos de manera contestataria. Nuestro mensaje es de revolución y político pero no es partidario. En el próximo disco vamos a contar qué pasaba hasta que llegó “Meteorito” y qué pasaría luego, flotando en el espacio en busca de un nuevo lugar donde vivir. Vamos en busca de un nuevo planeta o por qué no a construir otro.

EL APOYO DE ALGENIA Y LOS AFICHES EN LA CALLE

En diciembre de 2016 la banda lanzó “Planeta Terror”, disco debut que contiene diez canciones intensas e histéricas que mezclan historias reales con ficción para narrar el descontento hacia una sociedad sumisa frente a los aparatos de entretenimiento y orden mundial.

-El 3 de febrero tocarán con Carajo en Abbey Road. Más allá de las fechas propias, ¿darse esta clase de lujo es de las cosas más lindas que tiene la música?

Lo más lindo que tiene la música es la música misma y las personas que conocés en el camino. Compartir escenario con una banda reconocida como Carajo es para nosotros una alegría y un compromiso al mismo tiempo, por eso vamos con los tapones de punta como en todos los shows.

-Algenia es una productora que apuesta fuerte por ustedes. ¿Qué significa para ustedes tanto apoyo?

Algenia es el grupo de trabajo que nuestro manager, Matías Feldman, formó para llevar adelante todo tipo de eventos. En el nuestro caso, este equipo labura desde la organización de la agenda, hasta el último acorde del show, pasando por todos los detalles que hacen de cada recital un evento prolijo para que el público disfrute tanto como nosotros. Y remarco esto de “prolijo” porque cada persona que nos vio en vivo sabe que Malaleche y compañía hacen del escenario un caos que no sería posible sin todo el grupo humano que trabaja detrás.

-Está claro que las rede sociales son muy valiosas hoy en día. No obstante, desde algunas semanas aparecieron grandes afiches anunciando el show del viernes en Casa Rock. ¿Cómo fue el impacto de encontrarse con el logo de Circo Freak por distintos puntos de Mar del Plata?

-Las redes son una herramienta importante, eso está claro, pero el impacto de encontrarse afiches gigantes de tu banda por toda la ciudad genera una sensación indescriptible. Recorrí el centro hace unos días para poder sacarme una foto con uno de esos carteles. Me flashó y me sigue flashando cada vez que veo uno. Cuando era un chaboncito de quince años tocando la guitarra y organizando los shows de mi banda no existía ni Facebook. En ese entonces salíamos a panfletear los días previos a la fecha y nos enterábamos de los grandes recitales a través de esos afiches y soñábamos que algún día tuvieran nuestro nombre. Hoy veo Circo Freak gigante por toda la ciudad y le mando saludos al pequeño Javo, que la mira por TV.