GRACIAS

Esto fue todo amigos

Punto final para un proyecto autogestionado que vio la luz en julio del 2016 y nos llenó de satisfacciones. Con empuje y profesionalismo nos pusimos a contar historias, cubrir recitales y entrevistar a muchísimas bandas de nuestra querida ciudad de Mar del Plata que merecían tener su espacio. Gracias a todos los que nos acompañaron y nos hicieron el aguante durante estos casi dos años. Hasta acá llegó 4MROCK.

Compartir




Por: Maxi Ibáñez

Foto: Mara Sosti

Leo Llona

Queridos amigos/as: hemos decidido frenar la maquinaria. 

Fueron 21 meses de arduo laburo periodístico. Desde julio de 2016 hasta la fecha, conocimos decenas de personajes increíbles de la movida rockera de Mar del Plata y entrevistamos a muchísimas de bandas que – desde el under y casi sin difusión – la pelean día tras día con la ilusión de trascender con sus canciones. Hasta nos dimos el lujo de tomar la ruta y cubrir recitales en otra ciudad que no fuera la nuestra.

Sinceramente nos quedaron muchos grupos por entrevistar. Los días nos quedaron cortos (cada uno de nosotros tiene una vida profesional aparte a la web) y lamentablemente no pudimos juntarnos con varios músicos que incluso nos contactaron para poder ser parte de alguna nota en 4MROCK. A ellos, los que “pateamos” para más adelante, les pedimos disculpas. También a los que no pudimos difundir sus fechas.

No es fácil llevar adelante un medio autogestionado, que en realidad nunca fue pensado para que sea una vía de ingreso económico. Simplemente nos movilizamos con la ilusión de ser el vehículo de tantas historias que nunca habían sido contadas y merecían salir a la luz. En este caso, de las más tristes historias que hemos decidido contar: el final de 4MROCK.

Decidimos parar porque creemos que es lo mejor para cada uno de los que formamos parte de este grupo de amigos que bautizamos 4MROCK. Dimos todo, con el corazón explotado de felicidad, hasta que empezamos a visualizar el cierre de una etapa. Preferimos frenar en este momento y no estirar la agonía mostrando un material bajo en contenido e ideas. Siempre pensamos en mostrar algo superador (al menos para nosotros) y original, bancando el rock and roll marplatense, sabiendo que acá la movida tiene aguante. Esa siempre será una de nuestras grandes satisfacciones.

De ahora en más, cada uno de nosotros se abocará a sus proyectos personales siempre con el recuerdo intacto, de algo que llegó para tapar un hueco vacío en la escena del rock, pensado desde y para Mar del Plata.

El sueño fue grande y lo alimentamos hasta donde pudimos.

Gracias a los que nos leyeron desde un primer momento, los que nos hicieron el aguante incluso sin haber tenido la posibilidad de salir en nuestro medio, a los que sin ningún tipo de compromiso nos recomendaron tal o cual banda para cubrir o entrevistar, los que siempre se coparon con nuestros sorteos y compartieron las notas en sus redes sociales.

Gracias a Matías Cano, que fue una pieza clave en el engranaje de 4MROCK y siempre – a pesar de haber dado un paso al costado hace algunos meses – se mostró fiel a la web. Gracias a Milagros Pandolfo, que colaboró en más de una oportunidad con sus notas, como también a Maximiliano Aracena, Marcos Hugo Grassi y Max Czajkowski.

Ni hablar de la gran mano que nos dieron Rubén Calvo y Ro Sagardoy durante todo este tiempo, también a los fotógrafos y periodistas amigos que colaboraron desinteresadamente con nuestro proyecto que nos deja una sonrisa imborrable.

Gracias a Tute Feldman y a todo ese gran equipo de Algenia Producciones, a Rama Maspes y el incondicional apoyo desde Relacionarte Producciones, a El Paso Club e Ivana Freije que apostaron por 4MROCK, a Martín Goyer y a toda Rock and Pop, a los amigos de Mega, KLA, Radio Universidad y 0223, como también a Nadya Cabrera que nos ayudó a realizar tantas notas como cubrir recitales, Florencia Duhalde de NA Producciones, Paula Rossier y ese maravilloso equipo de Radio sin Antena, Adrián Maucci de Casa Rock, Cristian Techera de Abbey Road, a los amigos de Vinoteca Perrier, como también a todos los periodistas que nos entrevistaron cuando este proyecto salió a la luz y hasta replicaron, en sus medios, algunas de las noticias que dimos a conocer.

Durante todo este tiempo – por si hacía falta expresarlo – nos dimos cuenta que Mar del Plata tiene una movida rockera para no envidiarle a ninguna otra ciudad del interior del país. Cada fin de semana, la oferta de bandas para ver en vivo es contundente, bien poderosa. Hay para todos los gustos y géneros. Solo está en el marplatense dejar atrás su pachorra, darle su cuota de confianza a los productos genuinos y hacer crecer el circuito.

Hasta acá llegó 4MROCK, pero el rock no morirá jamás.