ENTREVISTA

Mal de Parkinson: ese grito incontrolable

La banda marplatense volverá a Vinoteca Perrier después de varios años y Adrián González Rodríguez (bajista) le contó sus sensaciones a 4MROCK: "Quiero volver a tocar en cuero, transpirar y ver a toda la gente loca con nuestras canciones".

Compartir




Por: Maxi Ibáñez

Foto: prensa Mal de Parkinson.

“En una alegría volver a la Vinoteca. Siento que será un show comprimido y enérgico ante 200 personas saltando todos a la vez. En lo personal, tenía muchas ganas de volver ahí para recordar viejas épocas y permitirle a gente que no le gusta ir otros lugares y es habitué de ahí, que nos puedan ver. Si la memoria no me falla, la última vez que tocamos en Vinoteca fue en el 2007, hace 10 años. Lo recuerdo como un show caliente, lleno de gente. Quiero volver a tocar en cuero, transpirar y ver a toda la gente loca con nuestras canciones”, resumió Adrián González Rodríguez ante 4MROCK.

Mal de Parkinson, que viene de lanzar el videoclip Futuro Voraz – bajo la realización de Darío Ponce de León -, sigue trabajando en las nuevas canciones que formarán parte de su próximo disco de estudio. Un objetivo que los tiene ansiosos y expectantes hasta a ellos mismos, tal es el caso que adelantarán este sábado en Vinoteca Perrier parte del material nuevo.

.

-Se viene el último show del año, siempre tan esperado por toda banda. ¿Qué se traen entre manos?

-Vamos a tocar con “Los Dunkan”, una de las bandas más punkys de La Patagonia y “Un triste final” de Batán, que también está haciendo una muy buena movida. La idea es hacer un show extenso, de más de dos horas de duración. Habrá temas propios y hasta covers de bandas marplatenses con más de 20 años de historia. Presentaremos un set de temas nuevos del próximo disco. En sí, le daremos un buen sacudón al público.

-¿Hacia dónde van las nuevas canciones?

-Van siempre para el mismo lugar: las miserias de los demás, las propias, los dolores, las protestas, la rebeldía, el desengaño amoroso, las traiciones de las amistades, las cosas buenas de la vida, la diversión, la corrupción, la lealtad y la mentira. Nuestras canciones son un grito hacia las cosas de la vida cotidiana.

-Este año tocaron en Neuquén y La Pampa.  ¿Viajar y tocar para otra gente que quizás nunca los vio y los volvió a ver después de mucho tiempo sigue siendo un desafío? ¿O cómo toman esas situaciones?

-También tocamos en Buenos Aires, Pinamar y todos los shows fueron exitosos. Siempre lo vemos como una experiencia nueva. Siempre queremos que vean a la banda en vivo y que disfruten lo que transmitimos en cada show. El laburo que hacemos en los ensayos, en la organización, la lista, las perlitas nuevas que buscamos hacer… cosas que a nuestro parecer nos parecen buenas. Siempre con la ayuda de todos los que forman parte del staff, como el Buchi en luces, Chaca en sonido y Leo Adamini como asistente en el escenario.

-A esta altura de sus vidas, ¿qué es lo que más los sorprende?

-Sigue siendo una sorpresa viajar 900 kilómetros y que nos tomen como referentes, que la gente nos pregunte por qué no viajamos más seguido. Es un orgullo. Vamos a seguir tocando hasta que no nos queden cuerda vocales, energía tenemos de sobra. “El Lute” con 58 años la sigue rockeando como un pibe de 20, yo como su compañero de banda estoy muy orgulloso de él, como también de Manu y Seba. Hay Mal de Parkinson para toda la vida.

Integrantes

  • Guitarra y voz: Claudio Marcelo Villanueva
  • Guitarra y voz: Manuel Dominguez
  • Bajo y voz: Adrián González Rodríguez
  • Batería y coros: Sebastián Adamini

Próxima Fecha


Enlaces