ENTREVISTA

Ricardo Abadié, un inestable que se reinventa

El cantautor marplatense, al frente de “Los inestables de siempre”, habló de su evolución como músico, hacia dónde van sus nuevas canciones y la importancia de trabajar con un productor. “El rock es más una actitud que solo pisar un pedal de distorsión”, afirmó.

Compartir




Por: Maxi Ibáñez

Foto: Mara Sosti

“No escribo por escribir, cada canción mía tiene una razón”. Ricardo Abadié parte desde esa frase mientras la música de Spinetta suena de fondo y una moza acerca a la mesa un par de pintas de cerveza. Sus letras hablan mucho de su personalidad, también de las cosas que vive a diario y las historias que se imagina o le ha tocado disfrutar (o padecer).

Ricardo Abadié –surgió en bares y boliches es un cantautor marplatense que va al frente con sus canciones. Un músico curioso que no se conforma con lo alcanzado y persigue -como en la actualidad- nuevos horizontes. Hoy, de la mano de un nuevo proyecto de rock denominado “Los inestables de siempre”.

Nota Abadie 1

Ricardo Abadie nos espera en Mingus Bar, en el mismo lugar donde se estará presentando el próximo sábado 1 de julio junto a su nueva banda, que aún conserva genes del tango que marcó una etapa de su vida. Hoy, con algunos cambios de nombres en cuanto a lo que fue Sentimentalporno, apuesta a dejar su huella.

Mientras mira de reojo el piano con el que luego posará para los flashes fotográficos, Ricardo rompe el hielo hablando de la imagen actual de “Los inestables de siempre”: “Sin contar a las que se dedican exclusivamente a un género en particular, la mayoría de las bandas tocan canciones de casi todos los géneros, está todo un poco mezclado. Nosotros estamos yendo al rock/canción, que podría ejemplificarse con Andrés Calamaro, Los Rodríguez, Estelares, Ella es tan cargosa, Los Tipitos… que parten de los Beatles, que tenían un rock and roll zarpado, pero pasaban por una balada, un acústico con un piano y así sucesivamente. Nosotros estamos enfocándonos en eso”.

“A esta altura de la vida me pregunto

 si será como lo soñaba de pibe”.

En sus varios años de trayectoria. Ricardo Abadié ha estado ligado al tango. De sus 150 composiciones, una buena parte se la lleva el género que lo marcó de pibe. Sin embargo, hoy disfruta de otro género que le está regalando varias satisfacciones, como la grabación de su primer disco (diez canciones) con “Los inestables de siempre”. Un cambio que parte de una transformación natural que se fue dando con el tiempo.

“Siempre me fui transformando como músico y con los chicos, nunca planeamos nada, ni con Sentimentalporno ni ahora. Ni siquiera la cuestión artística. Las cosas se van dando por la música que escucho en el momento, en las letras que escribo… porque lo mío fue un poco al revés: comencé con el tango y después llegué al rock”, contextualizó.

“Pero a la vez hay una disyuntiva, porque yo tengo la posibilidad de decidir. A esta altura de la vida me pregunto si será como lo soñaba de pibe. Ya tengo 38 años, no es lo mismo que tener 20 y contar con todo el tiempo del mundo. Pero a la vez no sé qué es mejor o peor… porque con todo el tiempo del mundo quizás podría relajarme de más. Tal vez, no era normal escribir tango a mis 20 años. Pero lo bueno de esto, es que he escrito canciones de todos los géneros y puedo hacer un show solista, acompañado por un piano o una banda, como con Los Inestables. Pero a la vez digo, bueno, vamos por todo. Tengo ganas de divertirme tocando rock. La paso realmente bien arriba del escenario”, agregó Ricardo.

“El rock es más una actitud

que solo pisar un

pedal de distorsión”.

-¿Qué es el rock?

El rock es más una actitud que solo pisar un pedal de distorsión. Hay rock en los poetas, en los artistas plásticos, hasta en el folckore. Al rock, repito, lo veo como una actitud. Por ejemplo, Silvio Rodríguez tiene una violencia bastante insoportable desde la provocación. Por otra parte, siento que hay como una pócima de querer hacer rock del estilo Andrés Calamaro. La diferencia está en la profundidad de las letras. Los Inestables tienen otra vuelta: más allá de hacer canciones, hay una cuestión nostálgica/melancólica que viene del tango. Eso, por más que sea en otro ritmo, no lo hemos perdido.

-¿Cuán difícil es grabar un disco?

-No es nada fácil, en realidad, nada es fácil en la vida. El otro día hablaba con mi mujer y creíamos, de chico, que el mundo estaba preparado y ordenado, pero hasta que no te vas a vivir solo no te das cuenta que tenés que hacer y ordenar muchísimas cosas, porque antes había personas que lo estaban haciendo y no te dabas cuenta. Con los discos y la música es igual. Cuando la gente llega a un disco, no sabe toda la movida que significó llegar a culminar ese producto. Elegir las canciones, el tempo… el tiempo es vital. Si te acelera la canción pierde onda y si se queda, aburre. Después tenés que sumarle los arreglos, porque tenés infinitas posibilidades como instrumentos. Por eso está bueno trabajar con un productor que te guíe, para evitar caer en una discusión eterna con los músicos.

Nota Abadie 2

“AHORA SÍ ENTIENDO CÓMO SE HACEN LAS COSAS”

Las nuevas canciones de “Los inestables de siempre” contarán con una participación especial en la producción artística. Desde hace algunos meses, Ricardo cuenta con Marcelo “Balde” Spósito – exbajista de Kapanga –, quien con su experiencia les ordenará las maquetas en el disco que grabarán en Mar del Plata y masterizarán en Buenos Aires.

Su relación con “Balde” nació en Mar de Cobo, después de un fin de semana a pura pesca. “Una noche pasé por el bar donde van todos, agarré mi guitarra y me puse a tocar. Estaba su mujer entre el público, que después le fue con el cuento y él se contactó conmigo. Una vez que me vio tocar en vivo, me invitó a su casa a grabar en un portaestudio que tiene, prácticamente con las canciones desnudas. Ahí empezamos a laburar juntos, nos hicimos amigos y hemos comido más asados que hacer música”, recordó entre risas.

Este disco será “muy distinto” al último que grabó con Sentimentalporno, producido íntegramente por su exbanda: “Fue una locura, no tuvimos conciencia. Ahora sí entiendo cómo se hacen las cosas. El productor artístico te marca dónde debe ir un solo de guitarra, los coros o los teclados. Te abre la cabeza. Aprendés a desligarte de trabajo y a que la opinión del otro valga, que no dependa de lo que le guste a uno. Antes hacía canciones que me gustaban a mí, ahora permito que no me fascinen y las compongo igual. Las llevo al ruedo, les gusta a un montón de gente y después me terminan gustando a mí (risas)”.

-¿Cómo ves la movida cultural en Mar del Plata?

Si a la gente le gusta lo que hacés, te va a bancar y te va a ir a ver. El grupo genuino siempre está presente, la gente que no tiene otro motivo más que escuchar y disfrutar de tus canciones. La difusión y los medios de comunicación que pasan tus canciones también son importantes. De todas maneras, siempre creí que se puede hacer música acá. El mundo no pasa por Buenos Aires.

Integrantes

  • Ricardo Abadié – guitarra y voz
  • Pablo Piccini - guitarra
  • Martín Sciurano - bajo
  • Mariano Moncho - guitarra
  • Juan Fernández – percusión
  • Maximiliano Dimuro – batería

Próxima Fecha


Enlaces